sábado, 6 de mayo de 2017

Siempre reservado, quiso aclarar que su buen trabajo

Tras la lesión de Sergio Asenjo el pasado mes de febrero, Andrés Fernández tuvo que dar un paso al frente en la portería amarilla pese a que en algún momento ha confesado que le afectó anímicamente, la consecución de minutos le llevó a aumentar su nivel de forma descomunal. Él, que estaba a la sombra de Asenjo ha sido el protagonista durante las últimas jornadas por su gran nivel y ahora asegura estar “contento” por como le están yendo las cosas. “Estoy ayudando al equipo, y eso me hace estar satisfecho porque estamos en un momento importante para el equipo”, comentaba ayer en zona mixta tras la victoria ante el Sporting.


Siempre reservado, quiso aclarar que su buen trabajo no es fruto de un día, sino que la ayuda de sus compañeros es vital para ser uno de los equipos menos goleado de la Liga Santander. “Ellos me lo ponen muy fácil”, confesaba a la prensa. Tras el gran encuentro que cuajó en el Calderón, anoche en el Estadio de la Cerámica volvió a cuajar un muy buen partido, y sacó una mano salvadora cuando el partido todavía estaba empatado a cero. "Es verdad que estuve bien en una jugada que ha sido clave, pero ganamos el encuentro en el que tuvimos momentos de dificultad, pero en el que fallamos ocasiones muy claras que nos hicieron merecer el triunfo”, explicaba el guardameta.