sábado, 27 de mayo de 2017

El encuentro estaba caldeado, con un lleno de más





El encuentro estaba caldeado, con un lleno de más de la mitad del Sánchez-Pizjuán. Y no es para menos, ya que 80 autobuses se desplazaron desde Cádiz hasta la capital andaluza, más de 7000 cadistas tiñeron el templo sevillista de amarillo. Pero la afición hispalense no fue menos, ya que más de la mitad del campo se llenó, teniendo que abrir la mayor parte de gol norte en consecuencia.

El partido comenzó bajo los cánticos de ambas aficiones, que animaron con fervor durante todo el encuentro. La primera parte se repartiría el dominio entre ambos cuadros, llegando la primera ocasión para el Cádiz en el minuto dos. Llegaría en los pies de Álvaro García, tirando en el área. El Sevilla Atlético no tardaría en responder, con un cabezazo de Marc Gual que no tardó en parar Cifuentes.

Los primeros veinte minutos de juego destacaron las múltiples ocasiones del equipo de Álvaro Cervera. La primera amarilla del partido llegaría en el minuto 21, siendo esta para Fede San Emeterio. En el minuto 28 Marc Gual transformó una jugada espectacular, con un gran recorte llegó a la banda intentado recortar, pero finalmente el guardameta cadista logró detener el cuero. Poco después, una tarjeta para Bernardo en la primera media hora complicaría el encuentro para el filial sevillista.