domingo, 23 de abril de 2017

Johan quiso así dar por finalizada su etapa en Barcelona




48 partidos y 33 goles entre 1966 y 1978) pero, aun así, y pese a la final perdida del Mundial 74’, la huella es imborrable. No quiso participar cuatro años después en el Mundial de Argentina 78’ tras vivir uno de los peores momentos de su vida, al ser retenido en su casa por unos ladrones junto con su familia, y por miedo a lo que pudiera acontecer decidió no viajar para disputar el cetro del fútbol.

"No consiguió llevar al éxito a la ‘Naranja Mecánica’ pese a su fútbol preciosista>"

Johan quiso así dar por finalizada su etapa en Barcelona y probó suerte en Estados Unidos. El equipo Aztecas dio cobijo al holandés durante una temporada, 27 partidos y 14 goles su bagaje. Empezó entonces a dar varios bandazos sin rumbo fijo, donde fichó por el Diplomats y por el que jugó también 27 partidos y consiguió 10 goles. Se fue a pelear en Segunda División con el Levante al año siguiente y con 10 partidos y dos goles abandonó al equipo en el mercado de invierno para regresar a Estados Unidos. Se produjo tras ello la vuelta más esperada. No era el mismo jugador de antaño pero aun así su vuelta al Ajax tuvo el reconocimiento de una afición que entendió, tras años de fracasos, lo que supuso el modelo basado en el juego de Cruyff. Jugó 15 partidos, metió siete goles y el Ajax volvió a ganar el campeonato nacional. Su segundo paso por el club holandés fue insuficiente para el excéntrico ‘14’. Johan no asimiló el momento en el que se encontraba y, pese a jugar bastantes partidos, la situación no le agradaba. En su segundo año tras el regreso participó en 21 partidos y consiguió siete goles.