martes, 11 de abril de 2017

Al control en el centro del campo, se le añade otra característica





Al control en el centro del campo, se le añade otra característica del cuadro amarillo: su potencia atacante.

Cualquiera diría tras la marcha de Alexandre Pato a China que el Villarreal conseguiría suplir la ausencia de su '10'. Pero aunque no cuente con jugadores de la calidad técnica del italiano, y aunque ni Adrián ni Soldado hayan tenido continuidad ni goles esta temporada, el Villarreal ha encontrado en sus dos fichajes de verano la solución a sus problemas en el aspecto ofensivo: Nicola Sansone y Roberto Soriano están despuntando como futbolistas capaces de crear ocasiones y, lo que es más importante aún, materializarlas.

El caso de Soriano es aún más llamativo, pues viene de hacer un doblete ante el Eibar y ante el Real Betis jugará con la pólvora cargada para tratar de repetir hazaña. Además, Bakambu también estará disponible para Escribá y es otro de sus valuartes ofensivos más peligrosos.