miércoles, 15 de marzo de 2017

El parón en la liga mx le pego muy fuerte a los tigres

El sorprendente parón que sostuvo la liga mx el fin de semana les afecto muy fuerte a los aficionados felinos, para los que asisten cada juego de local de su equipo o estar reunidos con la familia y los amigos para mirar a su equipo es un ritual muy religioso.

Aficionados como el joven Roberto Chávez, quien ya tiene todo preparado con su familiares para mirar el partido entre tigres contra chivas, decidió hacer los mismo cada sábado, pero no encuentran las diferencias de que no verían al su equipo de los amores.

“De hecho ya teníamos lo típico, la carne asada, los frijoles charros y así nos los tuvimos que comer, sin futbol, no es lo mismo, pero qué le hace uno. No es normal, uno ya está muy acostumbrado en esta ciudad al futbol y más la afición de Tigres que es muy apasionada”, señaló.

También tuvo unos como Javier garza, a quienes el que no hubiera futbol les pego fuerte en sus finanzas, pues tiene un negocio que no tuvo las ventas esperadas.

“Fue difícil porque tenemos negocios y nos afectó a todos. Viene desde arriba porque a la Federación le costó mucho y a los que tenemos negocio también. Se hizo un show con los árbitros y a ver el beisbol de perdido.

“Cambiamos todo el fin, yo tengo un bar y ahí pasamos todos los juegos de Tigres, entonces sí nos afectó un poquito que la gente no fue, hicieron otras cosas y nos afectó”, expresó.

Otros aficionados solo decidieron estar en su casa al saber que no tendrán futbol en el estadio universitario.

“Frustración, no salí, me quedé en la casa. Me quedé solo en la casa, la verdad sí me agüité por el futbol”, señaló David Landeros.